Predicciones 2023:  El ransomware seguirá siendo el mayor reto para la ciberseguridad en 2023

ransomware prediciones 2023

Todo a punta a que el ransomware seguira siendo el mayor reto para la ciberseguridad en 2023. Este tipo de ataques son cada vez más difíciles de prevenir, más sofisticados y más provechosos. Por esta situación, los causantes de estas amenazas no tienen ninguna necesidad de cambiar la táctica a corto plazo.

El aumento de la frecuencia de los ataques de ransomware también ha provocado un cambio en la opinión pública en lo que respecta a las brechas en la seguridad de los datos. Ahora las empresas son muy conscientes de que los ciberataques, más que una posibilidad, se han convertido en algo inevitable: ya no es una cuestión de «si», sino de «cuándo» ocurrirá el desastre. Por eso, cada vez más compañías aumentan sus inversiones en soluciones de recuperación de desastres y copias de seguridad.

Dado que la recuperación es una prioridad, la protección continua de datos (CDP) será vital para las empresas en este nuevo año. Realizar copias de seguridad de los datos sin interrupción protege contra los ataques de ransomware, ya que los datos pueden restaurarse y la actividad puede restablecerse en cuestión de segundos o minutos, en lugar de horas o días.

Lecciones de 2022

Si echamos la vista atrás, las lecciones más destacadas de este año proceden en gran medida de los ciberataques rusos y la guerra de Ucrania, que han puesto de relieve la importancia de conocer la procedencia de los servicios y productos. Como resultado, las empresas se han vuelto más conscientes respecto a la parte externa de la cadena de suministro de la ciberseguridad, planteándose de dónde obtienen sus proveedores las soluciones de ciberseguridad. Debido a que la soberanía de los datos afecta en gran medida a la forma de gestionarlos, en 2023 la tendencia será mantener la información más cerca de la empresa.

Sobre el autor

Scroll al inicio